Opinión

Google hace efectiva la compra de parte de la división móvil de HTC

1.100 millones de dólares abren el camino a una nueva era en que Google podría buscar más control del hardware acercándose a Apple

Resumen del artículo

  • Analizamos qué puede suponer para el futuro tecnológico esta importante compra de la división móvil del fabricante taiwanés HTC por parte de Google. Un nuevo paso en la compra de hardware móvil (tras Motorola) que podría tener un objetivo en más control del hardware por parte de Google.

El modelo de negocio por todos conocido de Android, delega la actividad comercial en términos de hardware a fabricantes terceros que, con mayor o menor éxito explotan el sistema en busca de sacar el máximo rendimiento del mismo. Sin embargo, con el tiempo y el éxito y sobre todo una época reciente en que el caos absoluto se adueñaba del ecosistema con el protagonista claro de la fragmentación, ha hecho necesario que el creador tome cartas en el asunto.

No pocas han sido las fórmulas que la gran G ha experimentado para democratizar los smartphones que abanderan su sistema operativo con iniciativas como la familia Nexus que pasó a mejor vida en favor de los recientes Pixel. Ya desde el inicio de esa época, se ha especulado con la posibilidad de que Mountain View diseñara sus propios procesadores para hacer de Android una receta similar a iOS, que aunque diera posibilidad abierta a aceptar infinitas combinaciones de hardware, la suya fuese la “hecha a medida” pero ¿va Google a sacar ese partido a esta compra?

La división adquirida, “Powered by HTC” supone la piedra angular del desarrollo e innovación de la marca taiwanesa, y es precisamente eso de lo que Google se ha apropiado. La empresa americana recibe entre vítores a las mentes pensantes más avanzadas que HTC tenía entre sus filas con el claro objetivo de potenciar la producción de hardware que de vida a las ideas más ambiciosas de Mountain View.


La división adquirida, “Powered by HTC” supone la piedra angular del desarrollo e innovación de la marca taiwanesa.


¿Aprovecharán la nueva división? ¿se convertirá en un nuevo caso Motorola? Aunque HTC se ha apresurado a anunciar que seguirán produciendo smartphones de la propia marca centrados en modelos específicos, no podemos olvidar los antecedentes de lo que supone una compra del fuerte tentáculo de la principal compañía del grupo Alphabet. El fantasma de un nuevo drenaje de patentes para una posterior venta a precio de coste siempre estará presente desde la compra de Motorola, una de las más feas y de baja ética acciones comerciales. Y es esto precisamente lo que los asiáticos quieren evitar a toda costa.

En el aspecto del aprovechamiento de la transacción, únicamente nos queda elucubrar los caminos que podría tomar en base a las posibilidades ofrecidas por esta incorporación. El fabricante taiwanés con sede en Taipei, cuenta con interesantes ingenieros que podrían entrar en el gran mundo de los procesos para intentar diseñar una CPU propietaria hecha por y para los próximos terminales Pixel.

HTC Google

Precisamente es lo que se espera en el mejor de los casos, que Google sea capaz de abrir una nueva era en su ecosistema con su propio hardware y que abandone la integración de soluciones de terceros que nacen con la espada de la descontinuación sobre ellos y que además, dependen de un driver ajeno.

Que Google quiere adoptar la solución de negocio de Apple no cabe duda, al menos nosotros lo tenemos más que claro, pero sujeta a uno o varios fabricantes que no aportan una imagen de marca fija y que emocione a sus clientes no conseguirá asentar las bases que pretende fundamentar ahora con este nuevo negocio.

Es curioso como la competencia “desleal” que Google impide por contrato a los fabricantes que instalan sus sistemas es ahora quebrantada en sentido contrario, entrando en el campo ajeno de quienes impulsaron el ecosistema. Sin duda alguna existirán reservas al respecto desde el principio o una nueva negociación abriría las compuertas que liberen este torrente de intenciones en el mercado móvil tan poblado como es el de Android.


¿Podría tener que ver algo el nuevo sistema operativo Fuchsia en esta compra?


Ahora tienen dominio de lo físico y lo etéreo, las posibilidades se multiplican hasta el infinito de la misma forma que lo hacen en Cupertino. Veremos si encontramos soluciones tan útiles o arquitecturas tan geniales como las del último A11 Bionic con unidades dedicadas y hardware basados en juegos de instrucciones que vayan en consonancia con el API de desarrollo. ¿Podría tener que ver algo el nuevo sistema operativo Fuchsia en esta compra y veríamos una nueva familia de dispositivos marca “Powered by Google” con el nuevo sistema, al más estilo Apple de control del software y el hardware por una misma compañía. El tiempo dirá.

Los ingredientes en el recipiente y la receta presente, solo el toque del cocinero marca la diferencia, y Apple sabe muy bien como hacerlo… el tiempo dirá si Google sabe remover el preparado igual (o mejor) y allana el camino de una nueva era que les haga crecer en consonancia, adquiriendo el derecho a clavar un marcador en la cronología de los grandes hitos tecnológicos. ¿Cuál es vuestra opinión? Un saludo y Good Apple Coding.

Etiquetas

David Martín Saiz

La informática es mi pasión, la curiosidad mi perdición. Programador desde niño, hoy es mi trabajo y mi afición. A la deriva en un mar de código, ciencia y tecnología los remos que impulsan mi razón. Redactor, pero sobre todo transmisor de ilusiones y novedades en el mundo digital.

Artículos relacionados

Cerrar
Cerrar